(*) Andrés Fundunklian.

«No vamos a poder hacer un paro», nos decían y nos decíamos hace algunas semanas cuando estalló el conflicto por despidos encubiertos con las peores estrategias del atropello empresarial en La Voz del Interior y Vía Córdoba.

Acá estamos.

Lo hicimos otra vez como aquel histórico paro de 2016. Impresionante adhesión: se plegaron secciones completas de la Redacción, lxs compas de la web, lxs de fotografía, lxs colaboradxs y corresponsales, estxs últimos muy castigadxs por las últimas medidas.

Sí, el diario va a salir (una edición bien pobre y con pocas firmas) y la web se actualiza (mucho menos) porque lo garantizan los jefes (¿alguna vez se sumarán? Si ellxs también están afectadxs!).

Pero eso ahora es lo de menos.

El paro en La Voz es noticia gracias al apoyo de lxs compas de otros medios (alternativos, grandes, chicos, todos) y de lxs que lo visibilizan a través de las redes.

Estamos todxs en la misma.

Pero, sobre todo, orgullo absoluto de mis compañerxs que construyeron y están bancando esta medida histórica para los medios de Córdoba y del país y demostrando el enorme valor de la construcción colectiva.

Por convicción, por solidaridad con esxs compañerxs tan valiosos hoy ninguneados por la empresa, algunxs con un prestigio social tremendo, otrxs enormes laburantes.

Por nuestros castigados salarios y nuestros derechos, la vigencia del convenio colectivo de trabajo, la supervivencia del Cispren.

Por lxs que pasaron, por lxs que estamos y resistimos y por lxs que vendrán.

Las razones sobran.

Hoy paramos.

Nos vemos en la calle. 

(*) Trabajador de La Voz del Interior / Miembro de la Comisión Gremial Interna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¿Queres contactarte con nosotros?
Powered by