Sí a la tecnología aplicada a la salud, pero…

La tecnología aplicada a la salud fue «clave» en los últimos años para mejorar diagnósticos y tratamientos de enfermedades como el cáncer y el accidente cerebrovascular (ACV), aunque «poco se dialoga sobre regulaciones», cuestionaron especialistas durante un encuentro que se realizó en Buenos Aires.

«La inteligencia artificial sin dudas es el futuro, pero se debe normatizar para establecer cómo debe funcionar. La informática tiene que ayudar o ser parte del acto médico, no al revés», afirmó a Miguel Ángel Galmés, presidente de la Asociación Médica Argentina (AMA), luego de la octava Jornada sobre Responsabilidad Social en Salud y Medio Ambiente organizada por la Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS).

Por su parte Daniel Luna, jefe del Departamento de Informática del Hospital Italiano, señaló al respecto: «hoy los profesionales estamos sobrecargados por tareas que no son directamente asistenciales, ya sea por la cantidad de información que se está recopilando, la actualización o las certificaciones».

«La inteligencia artificial, entendida como los algoritmos que colaboran en la toma de decisiones, nos van a dar nuevamente el tiempo para reconectarnos con los pacientes en un proceso de atención afectiva», opinó.

Riesgos de desempleo

Consultado sobre las consecuencias de la inteligencia artificial para los profesionales de la salud, ambos expertos acordaron que existe «un inevitable riesgo de pérdidas de trabajo por la automatización, como sucede en varias disciplinas y profesiones».

«Eso genera un dilema ético a resolver, ya que también hay una instancia clara de diferenciación entre especialidades expuestas a este riesgo. Los servicios que no ven pacientes y hacen por ejemplo imágenes, como el patólogo, el radiólogo o un oftalmólogo en alguna parte de su práctica, se enfrentarán primero con las técnicas del big data, que hoy equiparan la performance diagnóstica en esas instancias y lo hacen cien veces más rápido», destacó Luna.

El especialista consideró que «la segunda camada que será abordada por el diagnóstico de la inteligencia artificial serán los trabajadores de la atención primaria de salud». «A ellos seguirán aquellos profesionales que están más en contacto con el paciente», completó.

Algo inevitable

«Las tecnologías están llegando porque la sociedad se está tecnificando, es inevitable», afirmó en tanto Federico Pedernera, subgerente de control prestacional de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), quien también participó del encuentro.


El funcio9nario añadió: «Lo importante, como miembros de ámbitos de discusión académica, es que entendamos lo que sucede, porque la sociedad lo demanda» (Télam).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¿Queres contactarte con nosotros?
Powered by